lunes, 29 de noviembre de 2010

David Pérez, por ejemplo - Por Juan Van-Halen

,,,,,,,,((leer más)).....
Tiene preparación, experiencia, buen sentido, moderación, rigor, capacidad de decisión e ilusión. Además atesora una virtud que en política personalmente valoro mucho: es una excelente persona. Y escribo todo ello con conocimiento de causa.
Recuerdo aquel Alcorcón de las campañas del inolvidable Joaquín Vilumbrales, a quien acompañé tantas veces, y reconozco en David su misma ilusión y su misma entrega. Vilumbrales era un político sin trampa ni cartón. David lo es también. Vilumbrales era un hombre de principios. David lo es también. Tras un gobierno municipal de incapacidades, desbarajustes, deuda astronómica, amiguismos y tics sectarios, Alcorcón se merece una gestión rigurosa, honesta, austera, transparente
,,,,,,,,((leer más)).....